sábado, octubre 24, 2015

HOY HARÉ DEL MUNDO UN LUGAR MEJOR

TÍTULO: HOY HARÉ DEL MUNDO UN LUGAR MEJOR 
EDITORIAL: PLANETA
LENGUA: CASTELLANO
AUTOR: LAURENT GOUNELLE 
NÚMERO DE PÁGINAS: 288 
SINOPSIS: «Jamás encontrarás la felicidad en el exterior. Puedes pasarte la vida entera corriendo detrás de miles de cosas: si buscas en el mal lugar, no encontrarás nada.» Canta, ríe, baila, llora? ¡Vive! La vida es un regalo, ¡disfrútala! No intentes cambiar el mundo, ¡vívelo!



OPINIÓN PERSONAL: 
    Este libro nos cuenta la historia de Jonathan, un joven con una vida aparentemente normal. Normal hasta que... Un día le dicen que va a morir. Solo entonces, cuando está al borde de la muerte; decide que la vida merece la pena vivirla intensamente. Desde ese día, Jonathan pondrá todo su empeño en intentar sentirse bien consigo mismo, y para eso, empezará con las cosas más simples: le dará flores a un desconocido, invitará a café a una chica que anda deprimida, o le hará piropos a gente desconocida y luego se marchará sin esperar a que nadie le agradezca lo que hace. Un símbolo de vida.


     Hoy, después de tanto tiempo sin sentirme así, he llorado. Pero de felicidad. He llorado porque he leído cosas que me han conmocionado. He llorado porque he leído situaciones que me han hecho sonreír y pensar. Cuando hace unos dos dias cogí este libro, jamás pensé que me iba a gustar tanto como ha acabado gustándome. Sus primeras páginas me aburrieron, pero solo fueron esas: las primeras.


Luego llegué a esta frase:

 "Vas a morir, probablemente no llegues a fin de año".

Mi mente colapsó.

     A partir de ese momento, no he podido dejar de leer. Dejaba el libro un rato, pero tenía que volver a él porque mi cabeza seguía dándole vueltas a lo mismo una y otra vez. El escritor, Laurent Gounelle, tiene una pluma fantástica, tan sencilla, pero tan lírica al mismo tiempo, que a veces me parecía estar escuchando una canción. Una canción preciosa y entrañable.



    Es la primera vez que me animo con este tipo de novelas. Pero he de decir que sin duda no será la última que lea. Me fascina todo lo que me ha hecho sentir, todo lo que me ha enseñado, y sobre todo, las sonrisas y lágrimas que me ha sacado.


   Al final de una historia, siempre te quedas con una cosa: con lo que te he hizo sentir.  Me daban ganas de poner posits a todo el libro, era una enseñanza, una dosis de realidad página tras página. Era una lección tras otra. Y yo sin darme cuenta, hasta que me vi llorando de emoción en los últimos capítulos. Observé como Jonathan le daba una gran lección a todos. Incluso al lector. Incluso a mi.



     Se recurren a siete personajes principales: Jonathan, Michael, Margie, Angela, Ryan, Austin y Gary. Con ellos, se estructura toda la trama. Aunque seguimos casi siempre los pasos de Jonathan, también conocemos ciertos datos sobre los otros personajes. Todos tan diferentes, con unas personalidades tan marcadas, tanto buenas como malas, te hacen sentir que podrías conocerlos algún día.



     En definitiva, no tengo mucho más que añadir. Excepto por su principio, que me resultó un poco lento, ha sido un libro excelente, que a mí, personalmente, me ha hecho crecer como persona. Somos lo que leemos, ¿no? Pues ojalá yo fuera como Jonathan.


                                                               4/5 



¡Mil gracias a planeta por el ejemplar, por confiar en mí, en el blog y canal! ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario